La Humedad Ideal para tu Casa

Tiempo de lectura: 5 minutos

Muchas veces no prestamos demasiada atención en el ambiente de nuestra casa a nivel de humedad dado que nuestro cuerpo no detecta con tanta facilidad las diferencias como con la temperatura. Por lo que es esencial conseguir un rango de Humedad Ideal para tu casa.

Cubrir todas las necesidades de toda tu familia a la hora de determinar la temperatura y humedad a veces es muy complicado, sobre todo cuando tienes personas mayores dependientes o bien bebés e hijos pequeños.

Todos sabemos que una noche de sueño profundo sin despertares es crucial, no solo para tus hijos sino que también, para la vosotros como padres, quizá no sepas lo vital que puede ser la humedad para determinar la calidad de nuestro sueño.

Por lo que, tato vuestros bebes como vosotros no tenéis una calidad del sueño adecuada, en este artículo intentaremos desgranar qué humedad es la más adecuada para un sueño placentero.

Dado que nuestro cuerpo realiza algunos de sus procesos de recuperación más intensos mientras dormimos, las interrupciones de cualquier tipo pueden resultar problemáticas. La exposición a niveles de humedad perjudiciales puede impedirnos aprovechar todos los beneficios de una noche de descanso, provocando que a la mañana siguiente nos despertemos con sueño y mal humor.

Entonces, ¿cómo proteger a todos los integrantes de tu casa de estas complicaciones ambientales? La respuesta es más sencilla de lo que crees. Sólo es cuestión de mantener los niveles correctos de humedad en tu casa y sobre todo en los dormitorios tanto de los adultos como de vuestros hijos.

El nivel de humedad ideal para la habitación de un bebé está entre el 30% y el 50%. Según la agencia de protección ambiental de Estados Unidos (EPA) recomienda este rango de humedad en el interior, y afirma que nunca se debe superar el 60% de humedad relativa»

Si quieres conocer algunos humidificadores te recomendamos que vayas a nuestra sección de los mejores humidificadores:

Qué Factores Afectan a la Humedad

Los límites de humedad tanto superiores como inferiores se alejan de nuestro confort diario, esto se puede producir por diferentes factores:

  • Vivir en zonas muy húmedas cercanas al mar, un río, un lago o embalse, este caso es de los más complicados de manejar dado que toda la estructura de nuestra casa se humedece y no es suficiente ventilar la casa, por la propia humedad de la zona. Aquí puedes conocer más sobre las nieblas, brumas y neblinas.
  • Vivir en zonas muy secas puede provocar que disminuya la humedad de forma drástica y mantenida, por lo que no solo nos afectará sino que tus muebles se resecarán y perderán tanto su brillo como su fortaleza.
  • Vivir en climas continentales donde las diferencias térmicas en el exterior son muy amplias (Amplitud Térmica), esto provoca la necesidad de utilizar aires acondicionados y calefacciones, ambas provocan evaporación del aire y por lo tanto una gran reducción de humedad.
Artículo Recomendado  Descubre cuáles son los mejores dispositivos para medir la humedad

Cómo controlar los niveles de humedad en la habitación

Teniendo en cuenta que no podemos detectar los niveles de humedad por nosotros mismos, recomendamos invertir en un higrómetro ya sea manual o digital.

Un higrómetro es un dispositivo diseñado para medir los niveles de humedad relativa en un lugar específico, y puede ayudarte a determinar qué soluciones serían necesarias para crear un entorno de sueño confortable para ti y tus hijos o bebes, Además aquí te mostramos cómo calibrar tu higrómetro analógico o digital.

Si la habitación tuviera muy poca humedad, una de las soluciones podría ser utilizar un humidificador para aumentar la humedad de tus dormitorios y así, mejorar las condiciones ambientales. Tener una humedad adecuada supone que las mucosas y la piel estén bien hidratadas. Además, si le añades un humidificador con ambientador te permitirá añadir aceites esenciales como la Lavanda, que te inducirá de forma más sencilla el sueño.

En cambio, si la habitación estuviera demasiada húmeda, considera la posibilidad de utilizar un deshumidificador o incluso poner en marcha el aparato de aire acondicionado en su modo «Dry«. Ponerlos en marcha puede disminuir la humedad en el ambiente, evitando la propagación innecesaria de ácaros, moho y otros alérgenos que podrían provocarte reacciones alérgicas.

¿Debe haber un humidificador en la habitación de tu hijo?

Puede parecer que lo mejor es utilizar los humidificadores sólo cuando es absolutamente necesario, pero pueden ser de gran ayuda para mejorar los hábitos de sueño de tu hijo durante los meses más fríos y cálidos del año.

Nadie duerme cómodamente con la nariz tapada o la garganta irritada, y esto es especialmente cierto para nuestros pequeños. Los hijos más pequeños que lloran por la noche no descansan lo suficiente, y los síntomas resultantes de un aire interior seco pueden angustiar e interrumpir su tan necesario descanso.

Por tanto, un humidificador puede ayudar a aliviar estos síntomas y, como resultado, dar a tu pequeño un sueño mucho más cómodo y reparador.

Consejos de Utilización de un humidificador

A la hora de elegir un humidificador para la habitación de tu casa, las opciones pueden ser abrumadoras. A continuación, te ofrecemos algunos elementos clave que le ayudarán a decidir qué es lo mejor para ti y tu hijo.

Tipos de humidificadores

Aunque existen varios modelos de humidificadores grandes que son relativamente asequibles y de alta calidad, los modelos ultrasónicos son el estándar en la actualidad. Estos humidificadores son fáciles de manejar y ofrecen una variedad de ajustes para ayudarte a crear la atmósfera perfecta para las habitaciones de tus hijos.

Artículo Recomendado  ¿Qué es la temperatura de bulbo húmedo y cómo se mide?

Este tipo de dispositivos son extremadamente silenciosos, lo que es perfecto para los pequeños que duermen poco, este tipo de humidificadores producen un sonido muy leve llamado «ruido blanco» que, facilitará llegar al primer sueño. Además, este vapor no es por aire caliente por lo que es más seguro.

Seguridad en el uso del Humidificador

Los humidificadores pueden ayudar a mejorar las condiciones ideales del aire interior, pero su utilidad depende de su correcto funcionamiento y para ello, necesita un mantenimiento.

A continuación, te mostramos algunas tareas de mantenimiento sencillas que debe tener en cuenta, siempre siguiendo lo indicado por las instrucciones del manual del usuario del dispositivo comprado:

  • Limpieza rutinaria: La humedad que emiten los humidificadores puede crear un entorno ideal para el crecimiento del moho en su interior. Para evitar la posibilidad de que se respire esas toxinas, es crucial desmontar regularmente y limpiar a fondo cada parte del aparato con una solución de vinagre diluido para evitar la acumulación de moho y bacterias. También debe cambiar el agua antes de cada uso de tal manera que no proliferen patógenos.
  • Cómo evitar los peligros: Aunque el ajuste de niebla caliente en los modelos ultrasónicos puede se agradable, seguir con la niebla fría suele ser más seguro ya que no tiene que activarse ninguna resistencia para calentar el agua. Asimismo, es necesario mantener el humidificador y los cables conectados lejos de los niños para evitar cualquier tipo de accidente.
  • Colocación del dispositivo en una posición segura: Lo ideal es evitar el contacto directo entre el niño y la niebla que produce el humidificador.
    • Mantenga una distancia segura colocando el dispositivo a un mínimo de dos metros de la cama de tu hijo. Esta distancia evita complicaciones respiratorias y las molestias que puede causar el exceso de humedad, al tiempo que mantiene un nivel de humedad que ayuda a un sueño de calidad.
    • Además, asegúrese de orientar la boquilla de nebulización hacia el centro de la habitación y lejos de cualquier pared, cortina o mueble.
    • Asimismo, considere la posibilidad de colocar la unidad a una altura adecuada, sobre una bandeja impermeable, para permitir que la niebla llegue a una mayor parte de la habitación y evitar la acumulación de humedad en el suelo.

Los humidificadores que nos parecen más completos

Las personas que están en un ambiente de temperatura y humedad ideales permiten un mayor confort y por tanto al tener una mejor sensación y un sueño más reparador, todos nos levantamos más tranquilos y felices.

Para conseguir el nivel de humedad ideal para la habitación de su bebé, considere la posibilidad de comprar un humidificador para mantener unas condiciones estables, resiste las ganas de abrigar al bebé en demasía, el exceso de calor en el cuerpo lo activa y por tanto, perturba tanto el sueño. Utiliza ropa y mantas más ligeras y controla la habitación del bebé con un higrómetro para asegurarte de que se encuentra en un entorno cómodo y saludable.

Artículo Recomendado  Registro de rayos caídos: cómo hacerlo y por qué es importante

La combinación correcta de estos dispositivos y consejos puede variar de una casa a otra y de un clima a otro. Aun así, es esencial tener en cuenta las necesidades de tu familia durante todo el año para mantener un entorno consistente y seguro para ti y tus hijos.

A continuación te dejamos los 6 humidificadores que mejor nos han parecido según su precio, calidad, tamaño y deposito de agua:

Last updated on 28/05/2024 4:25 AM